¿Lavadas o sin lavar? Los productores de Andalucía insisten en que el aspecto estético no influye en la frescura y sabor

¿Lavadas o sin lavar? Los productores de Andalucía insisten en que el aspecto estético no influye en la frescura y sabor.

Comienza la recolección de patata en la provincia de Sevilla, principal productora de Andalucía, un sector que genera unos 70.000 jornales anuales.

Es un cultivo con fuerte implantación en las comarcas de La Vega, El Aljarafe y Las Marismas, destacando municipios como La Rinconada, que aglutina más de 1.200 hectáreas dedicadas a la producción de este tubérculo.

Tras varios años en caída, este año el cultivo de patata ha crecido en superficie 'alrededor de un 15%', aunque el rendimiento en campo será algo inferior al de 2019, que fue una cosecha récord, pues se estima para este año 'una producción cercana a las 35-40 toneladas por hectárea', según Marco Román, responsable sectorial de Asociafruit.

Se trata de un cultivo de altísimo riesgo al contar con una ventana comercial muy estrecha y por la climatología.

Ricardo Serra, presidente de Asaja Sevilla:
 

“Una climatología que si bien ha influido en que contemos con una gran calidad y tamaño de producto.”

“Las últimas lluvias han afectado restando firmeza a la piel de los tubérculos en algunas zonas, lo que puede ocasionar problemas a la hora de su comercialización como patata lavada.”


Lavadas y sin lavar

Ricardo Serra:

“En este sentido, la preferencia de las grandes cadenas comerciales por vender patatas lavadas, con un aspecto limpio y brillante, cuando eso ni mejora la calidad del producto ni mucho menos su conservación.”

A este respecto, defiende la calidad de la patata nueva española aunque esté sin lavar frente a la importada, e insiste en hacer llegar a los consumidores un mensaje claro: Que las patatas no deben elegirse en base a su estética.

Ricardo Serra:

“Puede que las patatas sin lavar sean menos vistosas al llegar al mercado sólo con un cepillado para quitar el grueso de la tierra, pero son culinariamente excepcionales.”

“Sobre todo, si se compara con la patata lavada de conservación, generalmente importada de Francia y que se ha mantenido un largo tiempo en cámaras frigoríficas, conservando una apariencia externa óptima, pero generando en el proceso de fritura altos niveles de acrilamidas.”

Por ello anima a consumir también patata nueva 'recolectada directamente del campo, sin tratamiento postcosecha', acudiendo al pequeño comercio local, el más afectado en esta crisis del coronavirus, 'ya que no puede competir ni con las grandes superficies ni con el comercio electrónico'.

Patata nueva

Igualmente, el director general de la empresa sevillana Meijer Ibérica, líder en las variedades de patatas más sembradas y más demandadas por la industria nacional, Javier Boceta, hace un llamamiento al consumidor para 'primar la patata nueva nacional en la cesta de la compra frente a la patata de conservación importada'.

Javier Boceta, el director general de la empresa sevillana Meijer Ibérica:

“Las grandes cadenas de supermercados están demandando patata nueva española, pero en el campo nunca llueve a gusto de todos, y las últimas precipitaciones han provocado la paralización de la recolección y una pérdida de dos semanas de consumo, aunque ya se puede ver patata nueva en los supermercados.”

Boceta recalca que la demanda de patata lavada en este inicio de campaña 'es brutal'.

Javier Boceta:

“El incremento de ventas en las primeras semanas del confinamiento tras decretarse el estado de alarma en España y en otros países europeos ayudó a vaciar las existencias de patata de conservación francesa.”

No obstante, se muestra preocupado ante el cierre del canal Horeca (locales de restauración y hoteles), apuntando que «aproximadamente un 20% de la producción sevillana» tiene esta salida comercial.

Se trata de patatas de mayor tamaño y de variedades más rústicas que suelen envasarse en sacos y a las que habría que «buscar una solución». El sector productor, por su parte, ya está trabajando anticipando las defoliaciones para evitar un gran tamaño en estos tubérculos.

Así, el directivo de Meijer Ibérica se muestra esperanzado en que la gran distribución pueda también absorber estas producciones, bien en el mercado nacional o en el internacional, ya que 'las exportaciones de patatas no se han frenado por la crisis sanitaria del coronavirus', apunta.

 

 

Help